Bufete de abogados

Ganamos nueva Incapacidad Permanente Absoluta. Síndrome de Sudeck

By Abogados Sevila
In junio 23, 2017
9389 veces leido

Volvemos a ganar incapacidad permanente absoluta. Esta vez, tras una revisión de grado de invalidez por parte del INSS, en la que mantenía el grado de incapacidad permanente total, se impugnó la citada decisión, solicitando se reconociese el grado de absoluta de nuestro cliente.

Es cierto que en la mayoría de ocasiones, cuando e produce una revisión de oficio por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social, la consecuencia es la disminución del grado de incapacidad, o la pérdida de la prestación por entender el INSS que ya no existe causa de incapacidad.

Pues bien, en este nuevo caso, a pesar que tras la revisión se constató el grado de incapacidad que padecía (grado total), se decidió por parte de este Despacho de abogados impugnar la decisión y solicitar –aprovechando el pie de recurso- un grado mayor (incapacidad permanente absoluta).

Ya en el informe médico emitido por el EVI a fecha de la revisión citada, constataba unos padecimientos infinitamente superiores a los reconocidos por este organismo a fecha de la concesión de la Incapacidad Permanente Total (IPT) inicial. De la misma forma,  constaba en el Informe Médico de Síntesis un cuadro residual de menor entidad respecto al que constaba a fecha de la concesión de la IPT inicial.

No obstante lo anterior, el propio INSS –siguiendo su línea argumental de los últimos años- denegó en vía administrativa toda solicitud de incapacidad permanente absoluta.

Nuestro cliente, se encontrabaja afectado por un cuadro clínico consistente en síndrome de Sudeck, artritis, atrofia muscular, inflamación, inestabilidad, dificultades para la deambulación, precisando ayuda de muletas, con un electro-estimulador epidural instalado, y medicado con opiáceos y mórficos desde hace más de 3 años, sufre dolor crónico y agudo que le imposibilita el desempeño de cualquier trabajo retribuido.

Ha sido clave la prueba médica forense, en tanto constató que no existían posibilidades claras de curación, que el dolor crónico que sufría era difícilmente atenuable, y que sufría una limitación importante en su capacidad laboral.

Una vez más terminamos probando en Sede Judicial que muchas de las resoluciones dictadas por el INSS, constituyen verdaderas aberraciones y una falta de amparo legal ante situaciones de necesidad, de las preceptuadas en el artículo 41 de nuestra Constitución:

Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo.

Por todo ello, en caso de revisiones de pensiones de incapacidad permanente, hay que actuar con suma rapidez, y sobre todo bajo la dirección jurídica de profesionales expertos en materia laboral y Seguridad Social.


abogados-sevilla