Sanciones laborales

Impugnación administrativa y judicial ante sanciones laborales de cualquier naturaleza

 Nuestra recomendación es impugnar siempre cualquier tipo de sanción, incluso las leves.

Un empleador puede imponer a sus trabajadores una sanción laboral por incumplimiento de órdenes empresariales o cualquier tipo de obligación laboral recogida en su contrato de trabajo o en el convenio colectivo de aplicación. Las sanciones laborales tienen ciertos límites que están definidos en el artículo 58 del Estatuto de los Trabajadores.

Los profesionales de nuestro bufete de abogados laboralistas os acompañaran en vuestras impugnaciones concernientes a las sanciones laborales de cualquier naturaleza. La sanción laboral se considera como el incumplimiento laboral del trabajador y el Estatuto de los Trabajadores establece tres tipos de faltas: leves, graves y muy graves.

  • Sanciones muy graves: prescriben a los 60 días
  • Sanciones graves: prescriben a los 20 días.
  • Sanciones leves: prescriben a los 10 días.

 

No obstante, es absolutamente recomendable impugnar cualquier tipo de sanción -incluso leve-, en tanto si se consolida la sanción sin demandar, pudiera recaer una nueva sanción en el futuro que en adición a la consolidada, tuviese la consecuencia de despido disciplinario.

Solicite su consulta para valorar su caso de forma personalizada

He leído y acepto la Política de Protección de Datos.

955 114 538

Virgen de Aguasantas 19, 1ºA. 41011 SEVILLA