preaviso-fin-contrato

El PREAVISO de fin de contrato

By Abogados Sevila
In marzo 26, 2014
62167 veces leido
El preaviso es la comunicación del empresario al trabajador, informándole sobre la finalización de su relación laboral, es decir la extinción de su contrato. Este preaviso es obligatorio en contratos de duración determinada e indefinida cuando la fecha de finalización es incierta, por ejemplo en contratos por obra y servicio. estos contratos, que deben ser siempre suscritos para emplear a trabajadores en la realización de tareas cuya finalización tenga lugar al terminar la obra o el servicio para la que hayan sido contratados, sin que se sepa de antemano cuanto va a durar dicha obra. Ejemplo muy ajustado es la contratación de trabajadores para la construción de un edificio ( su contrato finalizará cuando se termine de construir el edificio, pero no se sabe con exactitud en que fecha ocurrirá).

Pues bien, nuestra legislación actual establece que el empresario debe preavisar con un plazo de 15 días en contratos de duración superior a 1 año antes de finalizar el contrato ( antes de la entrada en vigor del RDL 3/2012 se debía preavisar con 30 días de antelación).

¿Qué ocurre si el empresario nos preavisa con 5 días de antelación?

Si el empresario no respeta el mínimo de 15 días, deberá abonar al trabajador el salario desde el día que debió preavisar hasta el día que efectivamente lo hizo.

¿Mi contrato ha durado 2 meses, es decir menor a 1 año. ¿Con cuanto tiempo de antelación han de preavisarme?

En casos de contratos menores de 1 año, el plazo de preaviso no está regulado por ley, por lo que habrá de estarse a lo establecido en el Convenio Colectivo de aplicación. En la mayoría de convenios colectivos se establece el plazo de preaviso en estos supuestos.

¿Qué ocurre si decido irme del trabajo ( extinción del contrato por voluntad del trabajador) y se lo comunico al empresario el día antes?

En contratos de duración mayor a un año, el trabajador está obligado a preavisar también con 15 días de antelación. Aunque esta obligatoriedad de preaviso no tiene el mismo grado de responsabilidad que la operada para el empresario, pudiera darse la situación en que la salida del trabajador de la empresa causase daños económicos al empresario, por lo que este estaría totalmente legitimado para reclamar al trabajador todos los daños patrimoniales causados por la extinción de su contrato sin un plazo de preaviso ajustado a derecho.

Artículos relacionados